lignabcn-logo-mini

Respondemos a tus dudas

Las viviendas construidas con paneles contralaminados de madera por parte de LIGNABCN® obtienen una resistencia muy superior a la construcción tradicional, dotadas con una flexibilidad extraordinaria y una capacidad excepcional para soportar cargas verticales o laterales. Ante movimientos sísmicos, fuertes vientos e incendios, su firmeza las convierte en la mejor alternativa de construcción.

La madera que utilizamos para nuestras viviendas procede de bosques sostenibles y reforestados. Disponemos de los sellos de calidad PEFC™ y FSC®. El certificado PEFC™ verifica que la madera aserrada proviene de una gestión sostenible de los bosques. La madera utilizada son de árboles cortados pero previamente se han plantado otros árboles. Conseguimos una materia prima inagotable porque diariamente crece más madera de la que se extrae en estos bosques.

El bosque necesita de una gestión siempre sostenible y que se controle su tala para dejarlos limpios y asegurar su futuro. La construcción en madera, no supone peligro alguno para la deforestación si no todo lo contrario, ayuda a mantener un crecimiento equilibrado de los bosques.

Si una obra de una vivienda de 200 m2 precisa de 10.000 kg de madera, una obra convencional con acero u hormigón pesaría 5 veces más con el coste energético elevadísimo que esto conlleva.

El comportamiento de una estructura de madera ante el fuego es mejor que la de una estructura de hierro u hormigón. Las estructuras de madera expuestas a un incendio mantienen su estabilidad durante un periodo de tiempo más largo que las estructuras de acero que se saturan a temperaturas relativamente bajas además de emitir enormes cantidades de gases tóxicos algo que no sucede con la combustión de la madera.

Se quema antes el acero y  el hormigón. La madera es el material más noble que hay en situación de incendio por ser un mal conductor del calor, baja conductividad térmica. Es por eso que si cocinamos con una paella que tiene el mango de madera no nos quemamos a diferencia si lo tiene de otro material o cuando vemos la famosa imagen de los bomberos subidos en una cubierta de madera apagando un fuego algo que nunca se haría en una cubierta metálica. Es aislante térmico y la velocidad de carbonización es previsible y no se deforma por lo que podemos saber con exactitud la sección de viga de madera estructural que tendremos en 30,60 y 90 minutos de exposición al fuego.

Mejoramos tres veces el aislamiento respecto a una construcción convencional con un mismo grosor de muros. La estructura porosa de la madera beneficia a obtener dicha absorción acústica. En este sentido, la madera nos da un mayor confort tanto térmico como acústico porque crea un ambiente más relajante y agradable.

La construcción de la estructura de la vivienda la realizamos en fábrica. Se trata de una construcción industrializada y en seco. Cada proyecto que realizamos es diferente, no es una construcción prefabricada. Una vez acabados los paneles contralaminados de madera se transportan directamente al terreno y se encajan las piezas entre sí sin margen de error, debido a los controles de calidad que pasan en el proceso industrial.
Nuestra construcción es de altísima calidad y reducimos los tiempos de trabajo de manera significativa.

Las paredes de madera son mucho más resistentes que las de construcción convencional y el comportamiento que tienen ante los terremotos o vientos huracanados es excelente. Conseguimos una mayor resistencia y mayor flexibilidad para soportar fuertes cargas verticales o laterales como consecuencia de los vientos o movimientos sísmicos.

La madera la tratamos para que sea inmune a los parásitos, hongos, carcoma, termitas,… Para descartar la presencia de estos parásitos, tratamos la madera para que no tenga un grado de humedad superior al 14%.  Evidentemente se inspecciona cada lámina y pasa el control de calidad correspondiente.

La madera regula de manera natural la humedad ( función compensadora o bien absorbiendo humedad del aire o bien disipándola) y la conservación del calor por lo que obtendremos un bienestar superior en la vivienda y el ahorro energético consecuente.